OPINIÓN: Educar para evolucionar

EN EL CAMPUS / Luis Ramón Carazo / REFORMA

La escolaridad promedio del País es actualmente de 9.1 años y hace 5 lo fue de 8.5.

Si se sigue esa tendencia, el llegar a un promedio de bachillerato, si le metemos pedal y fibra pudiera ser logrado en 2023.

El tamaño del reto es mayúsculo, por ello es imprescindible entender lo que implica la Reforma Educativa, puesto que la forma de dar clases en México desde preescolar hasta el nivel medio superior, tendrá que cambiar para que los alumnos, más que memorizar, aprendan a aprender; que sean capaces de comunicarse en inglés y otras lenguas, competentes en el uso de la tecnología de información, comunicarse efectivamente de manera oral y escrita, usar las matemáticas para resolver problemas cotidianos y complejos, ser creativos, trabajar en equipo, sustentarse en valores sólidos.

Si los alumnos de preparatoria o vocacional tienen esa base, pudiéramos conectarlos a aquello que escuché hará dos años, cuando vino a dar una conferencia al ITAM a invitación de su rector, Arturo Fernández, Ken Bain, profesor de Historia, quien invirtió gran parte de su carrera en varias universidades de Estados Unidos, ahora recién jubilado de la Universidad del Distrito de Columbia; gran experto en la enseñanza.

Me parece que sus conceptos son aplicables al nuevo planteamiento pedagógico de la Secretaría de Educación Pública, que dirige Aurelio Nuño.

Pregunta Bain: ¿qué saben y entienden los mejores profesores en las universidades? “Conocen de lo que hablan a gran profundidad, algunos han publicado, otros no, pero investigan y estudian lo que otros hacen en su campo de interés, leen extensamente de su materia y de otras disciplinas, hacen, en pocas palabras, lo que esperan sus estudiantes para habilitarse, comprenden que lo que saben no tiene significado si no lo transmiten a los actos y pensamientos de los alumnos”. ¿Cómo se preparan para enseñar?

Aclarando cuáles son los objetivos de aprendizaje para establecer la estrategia a seguir de acuerdo con lo que se quiere transmitir y tomando en cuenta a los estudiantes y su experiencia.

¿Qué esperan de sus alumnos? Estimular el pensamiento y su actuación en la vida.

¿Qué hacen cuando enseñan? Los métodos pueden ser diferentes, pero lo más importante es que buscan generar un ambiente natural de aprendizaje crítico y evolutivo, al confrontarse las ideas, los conceptos y se examinan los modelos mentales y la realidad.

Trabajan colaborativamente, emiten y reciben conocimiento de los alumnos, lo combinan con sesiones teóricas y prácticas.

¿Cómo tratan a sus alumnos? Los mejores confían en sus alumnos, infieren que quieren aprender y, a menos que se pruebe lo contrario, que son capaces de hacerlo. Manifiestan su constante curiosidad sobre lo que enseñan y cómo se relacionan con otras áreas de conocimiento.

¿Cómo checan y evalúan su avance? De manera sistemática, evaluando los esfuerzos de manera gradual que propicie cambios sobre la marcha y no hasta el final, entienden que están midiendo los resultados de los estudiantes, pero, a la vez, si está siendo productivo el método de enseñanza, para, en su caso, hacer algunos ajustes a lo que no está funcionando.

Lo que plantea Ken me parece aplicable a la manera en que conducimos nuestro papel como maestros, líderes en las organizaciones e incluso como padres de familia, por ello es importante entender la Reforma Educativa como pilar de una adecuada educación universitaria.

Conocerla, calificarla, compartirla y promoverla es tarea de todos, pues su entrada en vigor será en agosto de 2019 y vamos lentos contra otros países, a darle, pues que es mole de olla, recordando que el conocimiento avanza por las costuras de su disciplina y no hay nada más interdisciplinario que la realidad.

Profesor de asignatura del ITAM, consultor y consejero de empresas. Miembro de The Strategic Leadership Forum.

http://www.reforma.com/aplicaciones/editoriales/editorial.aspx?id=116515

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *