SNTE: inicia una etapa delicada y compleja; Graco aplaude el enfásis en matemáticas

CECILIA HIGUERA / CRÓNICA

El problema más grave que enfrenta nuestro país es la inequidad, que no se ha dimensionado de qué tamaño es, pero que se manifiesta en exclusión, marginación y fractura social y la respuesta obligada a este déficit es la inclusión, sostuvo el presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Juan Díaz de la Torre.

Durante su intervención en el marco de la presentación de los nuevos planes y programas de estudio, Díaz de la Torre aseveró que “la educación no tiene que seguir dividiendo a los mexicanos entre ricos y pobres, ésta es una nueva oportunidad para que cada escuela atienda las necesidades generales y específicas de cada uno de los estudiantes”.

La educación, estableció, “es tarea de todos. No podemos centrarla sólo en el gobierno, ni en los padres, ni en los maestros, y nadie tampoco podemos excluirnos”.

Díaz de la Torre reconoció que “para quienes conocemos el sistema educativo, la etapa que hoy inicia es la más delicada y compleja, porque implica que cada maestro conozca, comprenda y tenga a su alcance los recursos necesarios para abordar con seguridad profesional los cambios curriculares, su enfoque pedagógico y en conjunto, el nuevo modelo”.

Asimismo, dijo que para alcanzar el objetivo de que las escuelas públicas sean espacios que estimulen la creatividad, la curiosidad y el interés de los alumnos, se requiere que todos los planteles cuenten con la estructura ocupacional completa, nuevos y diversos libros de texto, materiales educativos, infraestructura moderna y equipamiento escolar.

En su oportunidad, el coordinador de Educación, Cultura y Deporte de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), aplaudió el énfasis que se hace en estos nuevos programas al aprendizaje de las matemáticas, que son, dijo, “la creación perfecta del género humano, porque es el único lenguaje con el que nos podemos comunicar en todo el mundo”.

Aplaudió todos los cambios alcanzados a partir de la reforma educativa, que desde su inicio no fue impuesta desde el gobierno, sino que fue avalada por los congresos estatales de cada entidad. Hoy vemos, señaló, liderazgos en los directores de planteles, en los supervisores, “y es un liderazgo ganado no por decreto, sino por derecho y eso da un gran valor y autoridad”.

http://www.cronica.com.mx/notas/2017/1031136.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *