Destacan deuda sana

Iván Sosa

Cd. de México (14 mayo 2017).- El nivel de deuda respecto al tamaño de la economía de la Ciudad de México, una de las más dinámicas del País y la que más contribuye al crecimiento del Producto Interno Bruto nacional, hace que su financiamiento sea manejable y sostenible, concluye la Cuenta Pública 2016.

“El saldo de la deuda pública del Gobierno de la Ciudad de México al cierre de 2016 se situó en 76 mil 459 millones de pesos, lo cual significó un crecimiento en el endeudamiento de 3.7 por ciento en términos nominales y real de 0.4 por ciento, respecto al cierre del 2015, cuando la deuda se situó en 73 mil 713 millones de pesos”, indica el informe.

La política de deuda asumida por la Administración, añade, tiene como objetivo cubrir las necesidades de financiamiento de la Ciudad con créditos a bajo costo y un horizonte de largo plazo.

“A finales de 2016, el 55.4 por ciento de la deuda pública se encontraba contratada a tasa fija, mientras que el 44.6 por ciento a tasa variable.

“La estrategia es asegurar una tasa de interés estable, dada la perspectiva alcista en la tasa de interés futura”, subraya.

La deuda está diversificada: 30.7 por ciento con la banca de desarrollo, 49.5 por ciento con banca comercial y 19.8 por ciento en el mercado de capitales.

“Al cierre de 2016, el plazo promedio de la cartera de créditos del Gobierno de la Ciudad es de 16 años 6 meses, lo cual es un indicador de la sostenibilidad de la deuda pública a largo plazo ya que muestra la holgura de su perfil de vencimiento”, apunta.

En 2016, agrega, las consultoras Fitch y Moody’s ratificaron altas calificaciones para la deuda pública de la Ciudad, pese a las turbulencias en los mercados financieros internacionales.

Para el ejercicio fiscal 2016, el techo de endeudamiento fue de 4 mil 500 millones de pesos aprobados por el Congreso de la Unión, por debajo del autorizado en 2015, de 5 mil millones.

“Sin embargo, sólo se utilizaron 2,745.7 millones de pesos, muestra de la gran responsabilidad y prudencia en el manejo de las finanzas públicas de la Ciudad de México”, anota.

Durante el ejercicio fiscal 2016, los recursos de crédito se destinaron a proyectos de Obras Elegibles como de seguridad e impartición de justicia, de infraestructura y movilidad, de economía y cultura.

En el mes de diciembre, se colocó en el mercado de capitales el primer Bono Verde para una ciudad en América Latina, por un monto de mil millones de pesos, para financiar programas ambientales.

El manejo de la deuda repercute en la competitividad que ofrece la Ciudad de México, con una elevada tasa de empleos generados, añade el documento.

http://www.reforma.com/aplicaciones/articulo/default.aspx?id=1113155

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.