Presume la UNAM especie ‘suculenta’

Víctor Juárez/REFORMA

En el mundo existen 164 especies distintas de la familia de las echeverias –también conocidas como suculentas–, y más del 80 por ciento (140) son exclusivamente de origen mexicano.

Por esta razón, el Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México se dio a la tarea de organizar una exposición de echeverias producidas en cuatro viveros de regiones ubicada en Oaxaca, Guerrero y el Estado de México, esto en el marco del Día Nacional de los Jardines Botánicos.

De acuerdo con el biólogo Jerónimo Reyes, curador de la exposición y académico del Instituto de Biología de la faculta de estudios, el objetivo es exhibir la producción nacional y propiciar el mercado local de estas especies oriundas.

“Cuando se descubrieron algunas especies en 1973 empezó un saqueo enorme, de tal manera que para 1992 quedaban 130 plantas en el campo, lo que hicimos fue cultivar, llegamos a tener 50 mil y la regresamos al hábitat, y ahora que se restauró”, explicó el académico.

Esto, en referencia a una de las variedades expuestas, la echeveria laui, mejor conocida como roseta blanca, que los asistentes a la exposición pudieron adquirir por precios desde 150 hasta 400 pesos, las plantas prevenían de un vivero oaxaqueño.

“Es una planta rarísima en el mercado, porque solamente crece en la Región Cañada de Oaxaca, y como es muy bonita, los coleccionistas del mundo deseaban tener una. La idea es tener miles para que la gente ya no la vaya a molestar al campo”, indicó Reyes.

Ahí, también se llevó a cabo la presentación de la primera especie híbrida de echeveria producida en la UNAM que recibe un registro en el Sistema Nacional de Inspección y Certificación de Semillas de la Secretaría de Agricultura y Ganadería del Gobierno federal.

Con esto, la Universidad Nacional Autónoma de México adquiere un título de obtentor, con el que registra una combinación molecular única de la especia desarrollada en sus laboratorios.

“El futuro de esta horticultura mexicana quizás esté en los híbridos, porque no se pueden registrar las especies silvestres, pero las cruzas, los derivados los puedo registrar y cobrar regalías si quiero en el futuro, y en México nadie ha registrado de este grupo.

“La UNAM lo cede para que lo trabaje la gente, porque luego se registra y se hace una patente pero se conserva y nadie lo usa”, adelantó el biólogo.

Para apoyar su comercialización, en la misma exposición se presentó la plataforma electrónica www.itavi.com.mx, una red de productores de plantas nativas mexicanas que, a partir del día de ayer, ofrece 22 variedades distintas de suculentas.

http://www.reforma.com/aplicaciones/articulo/default.aspx?id=1102411&sc=715

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *