Desvían en la SEP recursos públicos a través de asesorías fantasma

Redacción/ El Popular

Una práctica común en la Secretaría de Educación Pública del estado, durante la administración del gobernador Rafael Moreno Valle, fue la entrega de millonarios contratos a favor de empresas, despachos de asesoría y consultoras que eran utilizadas para desviar recursos públicos a otras actividades totalmente ajenas a la educación.

El modus operandi de este presunto peculado era más o menos el siguiente: la SEP a través de algún organismo público descentralizado —como el Instituto de Educación Digital o alguna universidad tecnológica— bajaba recursos del gobierno federal para capacitación de profesores o alumnos en diferentes tópicos; estos cursos se contrataban por adjudicación directa a despachos o firmas previamente seleccionados; y estos despachos simulaban la impartición de los mismos, a cambio de un porcentaje del contrato, mientras el grueso lo regresaban a la SEP en efectivo.

Llama la atención que estos contratos se ocultaron en los listados completos de resultados de procedimientos de adjudicación del gobierno del estado, lo que no significa que no existan.

Para tener una magnitud de este millonario desvío de recursos, que para el Congreso de Puebla y la Auditoría Superior del Estado (ASE) pasó de noche, baste mencionar que sólo el Instituto de Educación Digital —a cargo de Miguel Ángel Pérez Maldonado— firmó entre junio y agosto de 2016 más de 60 contratos y convenios por un monto global de 130 millones de pesos (mdp).

Los convenios más elevados de transferencia de recursos se dieron entre el propio Instituto y la SEP. Esta última le otorgó más de 46.73 mdp dizque por servicios de capacitación y de investigación científica dentro de los programas Fortalecimiento de la Calidad Educativa, Convivencia Escolar, Inclusión y Equidad Educativa.

Estos convenios, que sólo existen en el papel pues no hay manera de acreditarlos con listas de los asistentes, bitácoras de firmas y reportes de los capacitadores, fueron suscritos por la titular de la SEP, Patricia Gabriela Vázquez del Mercado Herrera; la subsecretaria de Educación Obligatoria, Lucero Nava Bolaños, quien entonces fungía como encargada de despacho, y Miguel Pérez Maldonado, encargado de despacho de la Dirección General del Instituto de Educación Digital del Estado de Puebla.

Otro despacho ampliamente favorecido con contratos de capacitación para fortalecer la propuesta pedagógica de Escuelas de Tiempo Completo, el programa de calidad educativa y el diseño y aplicación de materiales de apoyo para la enseñanza del idioma inglés fue BMG ALLIANZ S de RL de CV, que tiene como representante legal a Bruno García López.

A esta firma, que supuestamente tiene su domicilio en una humilde casa-habitación de la colonia Héroes de Puebla, se le adjudicaron 14 contratos, algunos totalmente idénticos, por 28.24 millones de pesos.

Baupre Networks SC es otra firma beneficiada por el Instituto de Educación Digital con nueve contratos que en conjunto superan los 10.22 mdp. Se constituyó hace apenas dos años en San Martín Texmelucan y tiene como representante a María Guadalupe Flores Cruz. Sus contratos son muy similares, casi idénticos a los de BMG ALLIANZ S de RL de CV.

La consultora yucateca IhConsulting México SC, cuyo representante legal es Juan Manuel Abarca González, también fue favorecida con dos contratos por un total de 8.95 mdp. A ésta se le contrató para brindar servicios de capacitación dentro del Programa Nacional de Inglés “con el fin de contribuir a la certificación Internacional, Congreso y Convenciones, Producción de material: electrónico, audiovisual o impreso”.

Otro despacho también de reciente creación, al que el Instituto de Educación Digital le encargó exactamente lo mismo que a IhConsultingMexico SC es NWA del Centro S de RL de CV, cuyas oficinas se localizan en una casa de la calle Miguel Hidalgo, número 10, interior 18, Colonia San Lorenzo Almecatla, en Cuautlancingo, Puebla. A esta firma representada por Rodolfo Reyes Arroyo se le adjudicaron, sin licitación de por medio, seis contratos por 7.10 mdp.

A la relación de empresas favorecidas se suman Consultoría Asiana S de RL de CV, con seis contratos por 6.79 millones de pesos; Aregional SA de CV, con un solo contrato de 6.35 mdp; Metabor SA de CV con cuatro contratos de 6.01 mdp; y Asesores Braigi S de RL de CV, con dos contratos de 5.97 mdp.

De acuerdo con fuentes altamente confiables, que no hace mucho dejaron de laborar en la dependencia, estas prácticas de corrupción y desvío de recursos se repiten en otros organismos públicos descentralizados con el mismo modus operandi, entre éstas la Universidad Tecnológica de Izúcar de Matamoros, donde no hace mucho se presentó un escándalo por millonarias facturas cobradas al Gobierno del Estado, el Colegio de Bachilleres (Cobach), el Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del estado (Cecyte), el Instituto Estatal de Educación para Adultos y una docena más de universidades e institutos tecnológicos de la entidad.

Muchas son las dudas y sospechas que levanta este naciente escándalo. Por lo pronto le dejo tres: ¿Quién fue el cerebro financiero que lo ideó? ¿A dónde van a parar o en qué se emplean esos millonarios recursos? ¿Por qué este peculado ha pasado inadvertido para la Secretaría de la Contraloría y la Auditoría Superior del Estado?

http://www.elpopular.mx/2017/03/06/opinion/desvian-en-la-sep-recursos-publicos-a-traves-de-asesorias-ifantasmai-159200

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.