Viene una recesión: economistas; SHCP y Banxico deben estar listos para “un México sin TLCAN”, dicen

Dulce Olvera/Sinembargo

En los últimos 25 años, México ha registrado tres veces un crecimiento negativo: en la crisis de 1995 cayó -5.76 por ciento; en 2001, tras el atentado terrorista contra las Torres Gemelas, un 0.61 por ciento, y en la crisis de 2009, un -4.70 por ciento. La calificadora Moody’s prevé que si se cancela o se renegocia el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), las exportaciones del país caerían de entre 5 y 25 por ciento, y el país se contraería entre -1 y -3 por ciento.

Economistas consultados afirmaron que actualmente la economía ya presenta un crecimiento para atrás, por lo que una recesión encarecería la vida y generaría desempleo, lo cual está relacionado con mayor inseguridad. También pegaría en los precios de la canasta básica, el aumento al salario mínimo se vería truncado y no habría oportunidad de emprender negocios.

“Aún sin negociación ya se estima un crecimiento de 1 por ciento para este año. El entorno económico actual de México no favorece el crecimiento. Cerca del 70 por ciento del crecimiento se debe al mercado externo y el principal motor de eso son el 80 por ciento de exportaciones hacia Estados Unidos”, evaluó Miguel Santiago Reyes Hernández, Observatorio de Salarios de la Universidad Iberoamericana.

Ante el panorama previsto por la calificadora, los analistas urgieron al Banco de México (Banxico) a mirar hacia casa y modificar su Ley orgánica para adoptar una política monetaria muy parecida a la que tiene Estados Unidos, donde además del criterio de la inflación, actualmente en México de 4.71 por ciento, considere el crecimiento económico y el empleo.

Respecto a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) llamaron a una política real de austeridad en el gasto público, sobre todo en salarios y compensaciones garantizadas de la burocracia, y recaudar impuestos a empresas grandes.

“Estamos en un sexenio donde lo que menos ha sucedido es la austeridad a nivel Gobierno. El presupuesto base cero no se recortó de fondo. Si se analiza, recortaron programas cuyos recursos eran mínimos. El punto no es ir contra la política social, sino ajustar salarios y compensaciones garantizadas de la burocracia”, afirmó el investigador Ángel Olvera, del Tecnológico de Monterrey.
El académico Miguel Reyes añadió que Hacienda necesita fortalecer el mercado interno mediante el gasto e ingreso.

“La política fiscal debe ser progresiva en el sector empresarial, es decir, que no paguen más impuestos las pequeñas y medianas empresas que las grandes, así como disminuir los 4 mil programas sociales y compactar los eficientes”, dijo.

Este día, Moody’s México expuso que el gasto público se ha reducido en términos reales, por lo que si las autoridades financieras alcanzan la consolidación fiscal, la deuda bajaría a 38 por ciento del PIB.

Reyes Hernández destacó que el monto de deuda pública del país es equivalente a ocho veces la cifra de recursos contra la pobreza, por lo que se necesita austeridad. Olvera Lozano coincidió en que sería viable una disminución solo si hay austeridad en el gasto público corriente.

El economista del Tecnológico de Monterrey añadió que las Secretarías de Hacienda, Relaciones Exteriores y la de Economía deben analizar los productos cuya exportación debe diversificarse.

El Secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steve Mnuchin, dijo que en el proceso respecto al TLCAN “no hay nada que vaya a ocurrir de inmediato en el corto plazo”.

Cuando comience, “veremos al comercio desde el punto de vista del trabajador estadounidense. Pero reconocemos que tenemos que hacer cosas que sean benéficas para ambos lados cuando negociamos un acuerdo”, aseguró en entrevista con la cadena Fox Business.

Con este tratado, ha alegado el Presidente Trump, el déficit comercial de Estados Unidos con México es de 63 mil millones de dólares. Pero la cifra es menor a los 319 mil millones que tiene con China.

El Secretario de Economía Ildelfonso Guajardo, por su parte, expuso en entrevista televisiva que se estima que la renegociación del acuerdo comercial entre EU, Canadá y México inicie este verano y concluya a finales de año.

Si falla al no haber beneficios para todos los miembros, el plan B es fijar aranceles a exportaciones de Estados Unidos, dijo. La primera potencia mundial nos manda maíz y gasolina.

Los economistas consultados advirtieron que este plan encarecería los productos importados de Estados Unidos, lo que causaría una mayor depresión en el consumo interno, lo que había mantenido a flote al país durante los últimos años.

“No hay que ser viscerales en esas decisiones”, pidió Olvera, porque el país está atado de las manos por la alta dependencia de exportaciones hacia el país del norte.

“México no tiene una estrategia alterna, no está construyendo nuevos escenarios. Sigue pensando que el país, pese al entorno internacional en cambio significativo como la salida de Estados Unidos del TPP, debe seguir igual. No lo dimensiona, por lo que continúa la dependencia al mercado externo”, señaló el académico de la Universidad Iberoamericana, Miguel Reyes.

“CAMPO PIDE SALIR DEL TLCAN”

El Rector de la Universidad Autónoma Chapingo, Sergio Barrales Domínguez, respaldado por dirigentes campesinos, dijo que demandarán “sacar al campo de ese acuerdo comercial” que se planea renegociar.

Los campesinos exigieron impulsar la producción de granos básicos como maíz, fríjol, arroz y oleaginosas, y crear cadenas de distribución y comercialización de alimentos para “meterle un calambre a Donald Trump” y dejar de comprar granos básicos a Estados Unidos.

Coincidieron en que México vive una “crisis perfecta” la cual se expresa en crisis económica, de inseguridad, de derechos humanos, corrupción, social, ambiental y gobernabilidad.

“México tiene un problema que es la walmarizacion de los mercados, está muy fuerte distribuir hasta el 40 por ciento de las hortalizas a través de las cadenas Wal-Mart”, dijo el rector. “La famosa macdonalizacion de la comida es otro problema”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *